Mindfulness (atención plena)



Mindfulness (o atención plena) es definido como la “atención intencional, momento a momento, sin reaccionar ni juzgar”. “Es una forma de atención consciente y ecuánime que reporta beneficios significativos en cualquier actividad que emprendamos.” Kabat-Zinn 

Una de las características que definen la mente del ser humano contemporáneo es el modo mental de "Piloto Automático", en la cual la mente se encuentra de manera involuntaria en el pasado o el futuro, ajena a lo que acontece aquí y ahora, por lo que nuestro cuerpo se queda fuera de la experiencia. Navegamos por la vida sin estar al timón de nuestro barco y así la vida, en piloto automático, no se experimenta, se piensa.

En este escenario el Mindfulness postula "mantener viva la propia conciencia focalizada en la realidad presente" (Ticht Nat Hanh)  Busca que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento, “calmar la mente para ver con claridad”.

Cuando somos conscientes de lo que estamos haciendo, pensando o sintiendo, estamos practicando Mindfulness. Es una capacidad humana universal y básica, que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento. 

"Estar atento" implica que uno se concentre en la tarea que está realizando en ese momento, sin que la mente divague sobre el futuro o el pasado, y sin sensación de apego o rechazo. Esta aproximación produce al individuo energía, claridad de mente y alegría.

El primer efecto de su práctica es el desarrollo de la capacidad de concentración de la mente. El aumento de la concentración trae consigo la serenidad. Y el cultivo de la serenidad nos conduce a un aumento de la comprensión de la realidad (tanto externa como interna) y nos aproxima a percibir la realidad tal y como es. 

Y lo más importante, "estar atento" es una habilidad que puede desarrollarse mediante un entrenamiento adecuado.

Orígenes de Mindfulness

Se trata de una práctica muy antigua, la filosofía vipassana, que se origina hace más de 2500 años y constituye la esencia fundamental de las prácticas Budistas.

Su desarrollo en Occidente se produce en 1979, en el Center for Mindfulness, en la Universidad de Massachussets, por parte de Jon-Kabat-Zinn, quien escribió la obra pionera sobre la "Mindfulness-based stress reduction", que podríamos traducir como "Meditación de reducción del estrés basada en el estar atento". Allí introducía a los pacientes a la práctica de Mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés.

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena ha sido aplicada, estudiada científicamente y reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejora del bienestar general.

Está técnica de psicoterapia milenaria, es sencilla, breve, fácil de aprender y aplicar, y puede utilizarse tanto en individuos y grupos. Mediante la misma el individuo aprende habilidades que incorpora a su vida diaria.

Actitudes Básicas en la práctica del Mindfulness 

Basándonos en los fundamentos de la práctica en Mindfulness que hace Kabat- Zinn (1990), existen siete factores relacionados con la actitud, que constituyen los principales soportes de la práctica del Mindfulness:

- NO JUZGAR: siendo conscientes del constante flujo de juicios y de reacciones a experiencias tanto internas como externas para así poder salir de ellas.

- PACIENCIA: no tenemos que llenar de actividad e ideas nuestros momentos para que se enriquezcan.

- MENTALIDAD DE PRINCIPIANTE: estar dispuesto a ver las cosas como si fuera la primera vez y mantenerse abierto a nuevas potencialidades.

- CONFIANZA: en la intuición y en uno mismo, es preferible que buscar siempre guía en el exterior. 

- EL NO ESFORZARSE: si pensamos que la meditación que realizamos tiene una finalidad abandonamos la atención plena.

- ACEPTACIÓN: mostrarse receptivo y abierto a lo que sienta, piense y vea, y aceptarlo porque está ahí y en ese momento.

- EL CEDER: significa no apegarse. Se deja de lado la tendencia a elevar determinados aspectos de la experiencia y a rechazar otros. Lo único que se debe hacer es dejar la experiencia tal y como es. 

Estas actitudes, al practicar, deben ser cultivadas con conciencia. No son independientes unas de otras. Cada una de ellas influye y se basa en el grado que seamos capaces de cultivar las otras. Trabajar con una de ellas nos lleva con toda rapidez a hacerlo con las demás. Juntas, constituyen la base sobre la que se construye una sólida práctica del Mindfulness.

Mindfulness en el Trabajo

La atención plena se está aplicando en organizaciones líderes, que ofrecen cursos de meditación dirigidos a reducir el estrés de sus empleados durante y después de las jornadas laborales. En general, fomentan el Mindfulness entre los empleados proporcionando, además de cursos-guía, una sala de meditación (espacio minimalista, decorado en tonos claros), donde los empleados puedan sentarse en silencio en almohadas y alfombras, para gestionar mejor algunos momentos críticos y descomprimir las tensiones múltiples de un día de trabajo.

Además, el entrenamiento Mindfulness se está convirtiendo en una característica integral de los programas de Desarrollo Directivo internacional en las escuelas de negocios más prestigiosas; una nueva generación de líderes está adoptando mindfulness como herramienta de liderazgo de vanguardia.

La práctica de Mindfulness optimiza habilidades y comportamientos que se consideran fundamentales para desempeñar el éxito: 

1. Consecución de Resultados y Mejora continúa.

2. Iniciativa, proactividad y amplia visión de futuro: refuerza el pensamiento estratégico y claridad en la toma de decisiones.

3. Innovación y creatividad: La fuente creativa del líder está en su capacidad de silenciar su mente y escuchar su intuición.

4. Comunicación e Influencia: eficacia y productividad basadas en una comunicación consciente.

5. Trabajo en equipo: empatía a necesidades ajenas, actitud de cooperación y crecimiento, sintonía con el ADN del proyecto profesional.

6. Dirección de equipos: sustentabilidad y beneficio integral para todos los miembros del proyecto empresarial desde una visión global y de crecimiento ilimitado.

7. Desarrollo personal: refuerza la auto-motivación, regulación emocional, empatía a las necesidades propias y ajenas, potenciación de habilidades y capacidades personales desde una nueva visión de liderazgo centrada en un sostenido autodescubrimiento.

Mindfulness para Niños

Una de las recientes y más exitosas aplicaciones de la meditación ha sido el de introducir la práctica del mindfulness en los niños. En algunos países, como Holanda, se practica en las escuelas, y el efecto en los niños y niñas es un aumento de la concentración, seguridad en sí mismos y un rendimiento mayor fruto de su creciente tranquilidad.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

"Mindfulness para principiantes" - Jon Kabat-Zinn

"La Práctica de la atención plena" - Jon Kabat-Zinn

"Camino con corazón" - Jack Kornfield

"El libro del Mindfulness" - Bhante Henepola Gunaratana

"Tranquilos y atentos como una rana - La meditación para niños...con sus padres - Eline Snel